Raphael Bergoeing analizó en radio Duna la vigencia de los postulados de Marx en la economía actual

Según explicó el académico de la FEE en la entrevista, los principales desafíos que las plataformas comerciales deben asumir en la actualidad apuntan a preocuparse de los monopolios y el poder que han ganado en desmedro de los accionistas, así como en la lógica del trabajo informal.

El académico y director de desarrollo de la Facultad de Economía y Empresa UDP, Raphael Bergoeing, analizó en el espacio de conversación económica «Hablemos en Off» de radio Duna las los aspectos de la teoría marxista vigentes en el escenario económico actual.

En la entrevista, el director de desarrollo de la FEE UDP planteó que una de las preocupaciones de Marx vigentes tiene que ver con concentración, tanto de ingresos como de producción. «Cuando uno va a los datos en Inglaterra, para los últimos 10 años, uno ve que la 100 principales empresas entre 200 y hoy, el sueldo del jefe de la empresa con respecto al promedio de la empresa era el 26 veces el año 2000 y 110 veces ahora. El valor bursátil de esas firmas ha aumentado un 5% y el sueldo de estos jefes ha crecido 80%. Lo que está sucediendo en el mundo es que las grandes corporaciones, que hoy tienen un poder muy relevante, están capturadas por un grupo de 10 personas que son las mismas que se sientan en los directorios, se dan bonos entre ellos que no se condicen con la realidad y lo están haciendo de forma creciente y sin rendir cuentas con nadie».

Por este motivo, el economista y académico de la FEE propuso que «así como hay que preocuparse de los crecientes monopolios, si uno está interesado en hacer virtuoso el mercado, también hay que preocuparse de empoderar a los accionistas, porque los datos indican que han perdido poder».

A propósito de la conexión entre poder y dinero, Bergoeing planteó el riesgo que el sistema económico globalizado tiene para la estabilidad de los Estados democráticos independientes. «En Europa esta relación no se da solo en directorios y gerentes en detrimento del mercado y los accionistas. También entre política y negocios. Al final salen estos políticos famosos y los contratan estas mismas empresas, lideradas por estos CEOs que tienen sueldos difíciles de explicar desde la productividad y les pagan hasta un millón de dólares por dar una charla de dos horas. Eso también huele y suena a un acuerdo entre amigos que no captura productividad», precisó.

Respecto a la lógica de trabajo de la generación millennial, Bergoeing advirtió que el trabajo casual al que están dispuestas, y sus consecuentes lagunas laborales, van en detrimento de sus proyecciones previsionales, por lo que se vuelve un desafío que el Estado debe considerar dentro de las próximas décadas. «Uno de los principales problemas del sistema de AFP actual es que el 95% de los independientes no cotizan. Aún después de la propuesta de la Comisión Marcel estamos asumiendo el compromiso de obligarlos a cotizar y todavía no lo logramos. Si la preocupación es salvarnos de Marx, pareciera ser que hay que tomarlo en serio», concluyó.

Puedes escuchar la entrevista completa acá: