El Departamento de Economía realizó charla sobre contingencia nacional

El auditorio del edificio Cubo de la Facultad de Economía y Empresa de la UDP recibió este miércoles 30 de octubre a cerca de 100 personas en el Conversatorio sobre la Actualidad Chilena. Entre académicos, funcionarios y estudiantes de la FEE UDP, conversaron sobre las variables económicas para entender la contingencia social que se ha expresado en las últimas semanas con multitudinarias marchas en todo el país.

El director del departamento de Economía, Nicolás Garrido, agradeció la convocatoria y compartió la preocupación entre los economistas de la facultad por esta crisis social. «Hemos propuesto esta iniciativa para hablar sobre los eventos de la última semana, desde nuestra perspectiva como academia y del sector que a nosotros nos involucra, para conversar con los alumnos sobre las cosas que les preocupa», explicó.

En la charla participaron los académicos, Marcos Morales, Elton Dusha, Felipe Balmaceda, Benjamín Villena y Nicolás Garrido quienes contrastaron los datos sobre el desarrollo económico, equidad de ingresos, el Gini y estructura de pensiones, entre otros con el malestar social que ha afectado a Chile desde la evasión masiva de usuarios del metro por el alza de tarifas del transporte público.

A su turno, el docente, Felipe Balmaceda explicó que el modo de solucionar este conflicto tiene que ver con políticas de largo plazo. «Ni una política social nos va a sacar de esta situación. Lo que nos va a sacar de esto, es una combinación de una política de corto plazo social que permita abarcar los casos más difíciles y que nos permita conseguir los cambios de políticas más estructuradas», explicó.

A su vez, el docente advirtió el riesgo de una posible acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera: «Lo que está en juego acá es la democracia. Lo que está pasando hoy acá en las calles es sumamente preocupante, no porque la demanda sea legítima, si no que por la postura que han tomado los políticos al respecto. Pretender pedir la renuncia de un presidente elegido democráticamente es poner a la democracia en peligro. Los países que siguen esa vía -y es cosa de darse una vuelta por América Latina- no han salido de esa situación. Entrar en ese camino sería poner fin a lo que Chile a conseguido. Hay falencias importantes y que tienen que corregirse, pero al alero de la democracia liberal que es la que tenemos. Hay evidencia importante que dice que los países se desarrollan en democracia».